Cuidado con el invierno a la hora de conducir.

¡Comparte este contenido!

Tire-Wet-Turning (1)

En épocas de invierno es natural que los accidentes en carretera se incrementen, demostrándose que el 24 por ciento de incidentes relacionados con el clima ocurren por pavimentos resbalosos gracias a la lluvia, granizo o nieve, ocasionando más de 1.300 muertos y más de 116.800 heridos anualmente, según la Administración Federal de Carreteras (el FHWA, por sus siglas en inglés).

Según los expertos de Kelley Blue Book, no hay medida más preventiva que un conductor alerta y cuidadoso, sin embargo, existen otros factores que permiten que estos eventos ocurran, por lo tanto, recomiendan algunos consejos rápidos y sencillos para ayudarle a prepararse a manejar en condiciones de mal tiempo:

1. Vale la pena invertir en un vehículo con tracción en todas las ruedas. La tracción cuatro por cuarto (all-wheel drive) ayuda la aceleración y maximiza la tracción disponible, enviando potencia a las cuatro esquinas de su automóvil. Esto es muy útil al acelerar luego de detenerse en superficies mojadas, cubiertas de hielo o nieve y ofrece menos probabilidad de que su coche se quede atascado, sobre todo en cuestas resbaladizas.

2. Es importante darle relevancia a los neumáticos, ya que son las únicas partes del carro que tocan el pavimento, por ende, por las únicas responsables de nivel de tracción sin afectar su nivel de control de tracción o estabilidad. Es aconsejable utilizar neumáticos de invierno, ya que ofrecen más tracción que las llantas para todas las estaciones.

3. Tenga en cuenta el clima del sector donde usted vive, ya que las condiciones climáticas y su nivel de comodidad al manejar determinan qué tipo de vehículo y neumáticos son adecuados para usted. Recuerde que los neumáticos de invierno se desgastan rápidamente en temperaturas más cálidas, así es que prepárese para cambiarlos cuando el clima cambie.

4. Compre un automóvil que se ajuste a su estilo de vida cotidiana. Aunque la primera recomendación sea un vehículo con tracción en las cuatro ruedas, aún existen alternativas que se pueden acomodar a su presupuesto, como adquirir un vehículo con tracción delantera y llantas de invierno.

5. No mezcle neumáticos de invierno. Asegúrese de usar llantas de invierno coincidentes a las cuatro ruedas de su automóvil, de lo contrario puede poner en peligro su habilidad al manejar.

6. Cerciórese que un mecánico de confianza inspeccione su vehículo. Debe asegurarse de que se le realice todo el mantenimiento necesario a su automóvil, incluyendo la revisión de los neumáticos, de los niveles de líquidos, la funcionalidad del calefactor, del descongelador y las limpiaparabrisas, así como la revisión de la condición de los frenos, la batería, y todas las correas y mangueras.

7. Por último y no menos importante, conduzca con precaución. Tenga en cuenta las velocidades que usa, ya que aún con un vehículo adaptado para el invierno, debe permanecer alerta y desplazarse a velocidades seguras.

Para este clima, aconsejamos usar las llantas AE50, AS01, Bluearth AE01 de Yokohama N7000 de Roadstone,

¡Comparte este contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *